5 razones para comenzar tu negocio como Asistente Virtual

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp

Estás pensando en comenzar un negocio online pero no sabes a qué dedicarte, ni qué ofrecer, ni cómo empezar.

De repente comienzas a ver a otras mujeres que son Asistentes Virtuales, y que emprendedoras a las que sigues les dan las gracias por su ayuda, además de recibir críticas estupendas de su trabajo.

Investigas sobre qué es una Asistente Virtual y en qué consiste su trabajo, y en ese momento te das cuenta de que te encantaría  hacer ese trabajo .

Pero, en realidad, ¿por qué quieres ser Asistente Virtual? ¿Lo has pensado antes? A continuación te voy a explicar cuáles son las 5 razones principales por las que muchas mujeres comienzan sus propios negocios como AV:

1.- Trabajar desde casa para poder atender tus hijas e hijos

La mayor motivación de las madres es poder pasar todo el tiempo posible con nuestras hijas e hijos para ser nosotras mismas las que atendamos sus necesidades y estemos realmente presentes en sus vidas. Si tienes un trabajo con horario estricto y al que tienes que acudir cada día a la oficina, esto es algo realmente complicado.

Trabajar como Asistente Virtual te permite organizar tus horarios de trabajo adaptados a los de tus hij@s. Puedes trabajar mientras:

  • están en la escuela
  • duermen
  • juegan en la habitación de al lado
  • están haciendo sus deberes
  • etc.

2.- Estar cansada de las políticas de la oficina

Que si los protocolos, que si los formularios, que si los procedimientos, que si las jefas y los jefes, las “compañeras” y “compañeros” que retrasan el trabajo, las horas muertas inventando faenas para no aburrirte.

Sinceramente, con un trabajo adaptado totalmente a tu manera de realizar las tareas y sin jefes ni protocolos que te dificulten, serás mucho más feliz.

Trabajando como Asistente Virtual tú harás tus propios protocolos, tus sistematizaciones y tus procedimientos, además tú marcas tus tiempos de trabajo y de entrega. Todo esto para trabajar sin políticas de oficina absurdas.

3.- Quieres tener tu propio negocio

Ya tienes la experiencia de lo que es trabajar a las órdenes de alguien para hacer crecer su negocio, o incluso en una gran empresa. Sabes que eres buena, que tu trabajo es fabuloso, pero por más que te esfuerces allí, no vas a conseguir mucho más de lo que ya tienes.

Te llama la atención tener tu propio tu negocio, de ser tu propia jefa, y de ser capaz de hacerlo crecer tú misma. Con tu negocio como Asistente Virtual vas a poder tener todo eso que deseas.

4.- Estás en paro y no encuentras un trabajo que de adapte a tus habilidades profesionales

Puede ser que lleves tiempo sin trabajar debido al azote de la crisis económica, o quizás decidiste quedarte en casa criando a tus hij@s y ahora quieres volver a trabajar.

Si estás buscando trabajo y lees las ofertas disponibles te darás cuenta que la gran mayoría no se adaptan a tus necesidades de conciliación, y que algunos requieren una serie de habilidades que no dominas, y otros piden que hagas un trabajo que está muy por debajo de tus capacidades, con lo cual no te motivan en absoluto.

El trabajo como Asistente Virtual te permite adaptar tus servicios a tus habilidades y conocimientos, y además puedes ir aumentando tu cartera de servicios conforme vas aprendiendo nuevas herramientas y destrezas.

5.- Necesitas poder trabajar desde cualquier parte del mundo

Puede ser que tu familia se mude frecuentemente y por esa razón tú cambies mucho de trabajo o no encuentres un trabajo que se adapte a esta situación.

Trabajando como Asistente Virtual puedes mantener tu negocio desde cualquier lugar del mundo desde el que dispongas de un ordenador portátil, una tablet o un móvil y una conexión a internet, así que llevas tu negocio dondequiera que vayas.

¿Has encontrado aquí alguna de tus razones principales para comenzar tu negocio como Asistente Virtual? Me encantaría que me dijeras cuál es la tuya.